Monasterio Sant Vicent de la Roqueta - València

Monasterio Sant Vicent de la Roqueta

Volver

Sant Vicent de la Roqueta albergará los servicios culturales del Ayuntamiento

La planta baja alojará actividades culturales, un centro del peregrino, un espacio arqueológico y una tienda cultural

• Parte de la planta baja del monasterio

30/03/2021

El monasterio de Sant Vicent de la Roqueta albergará y reagrupará los servicios culturales del Ayuntamiento de València, que hasta ahora se encuentran dispersos en distintas dependencias municipales. Así lo han confirmado el alcalde, Joan Ribó, y los vicealcaldes Sandra Gómez y Sergi Campillo, que han anunciado que la Junta de Gobierno Local aprobará mañana una moción sobre el destino final y los usos del edificio, recientemente rehabilitado. La planta baja se reservará para uso y disfrute público con espacios para actividades culturales, exposiciones y acciones formativas. Además, habrá un espacio del peregrino y una sala que mostrará los hallazgos arqueológicos localizados durante la rehabilitación, una ventanilla de atención al público y una tienda cultural. El alcalde, Joan Ribó, ha manifestado que “la Roqueta será una referencia cultural y un lugar de un simbolismo especial para la ciudad”.

En concreto, se trasladarán los servicios de Patrimonio Histórico y Artístico y el de Cultura Festiva, que se ubicarán en la primera planta del Monasterio, y los de Recursos Culturales y Acción Cultural, que se ubicarán en la segunda planta. El bajo se destinará a usos culturales públicos y también se permitirán las visitas guiadas al Monasterio.

El alcalde ha manifestado que “el Monasterio tiene un simbolismo especial para la ciudad. San Vicente es el patrón de València y, a pesar de no ser creyentes de primera fila ni de misa diaria, respetamos las costumbres, los elementos culturales y religiosos de esta ciudad y, además, lo demostramos con hechos, no con palabras como hasta el 2015, en que se hablaba mucho pero no se concretaba en nada”.

El alcalde ha destacado, además, el parecido y la importancia de la arquitectura religiosa en la historia de la ciudad en dos edificios “como Sant Miquel dels Reis, en el norte, y Sant Vicent de la Roqueta, en el sur”. Ribó ha destacado que, en 2015, la Roqueta era un ”edificio en una situación ruinosa, hemos consolidado el edificio, lo hemos rehabilitado, hemos hecho catas y estudios arqueológicos y hemos gastado cerca de 3 millones de euros en rescatar el monasterio”.

En los mismos términos se ha pronunciado el vicealcalde Sergi Campillo, quien ha explicado que “en 2015 nos encontramos en una situación calamitosa el patrimonio de la ciudad y, en seguida, empezamos la rehabilitación de Sant Vicent porque es un edificio simbólico para la historia religiosa y la historia de la conquista de València”.

Campillo ha confirmado que un plan director de reordenación de los edificios municipales decidirá los usos futuros de los espacios que se liberan en la Casa Consistorial que “se encuentra al límite de su capacidad y tiene problemas de espacio”.

EL VALOR PATRIMONIAL DE LA ROQUETA

El Monasterio de Sant Vicent de la Roqueta, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y monumento historicoartístico desde 1.978, tiene una superficie construida cubierta de 2.252’70 metros, de los cuales 975 son de superficie útil. El edificio, propiedad del Ayuntamiento de València, ha sido rehabilitado recientemente y ha sido objeto de una intervención arqueológica, que ha permitido descubrir las sucesivas fases constructivas del edificio desde la época de Jaume I. Las excavaciones han sacado a la luz monedas, baldosas, cerámica y enterramientos datados en el siglo XVI.

La vicealcaldesa Sandra Gómez ha afirmado que “los hallazgos arqueológicos anteriores a la conquista de València son prácticamente residuales pero sí hemos encontrado restos a partir de la conquista de Jaume I. Hemos encontrado vestigios de la iglesia primitiva del siglo XIII, el siglo XVI y de las sucesivas épocas del Monasterio”. Gómez ha destacado, en especial, “el sistema de calefacción integral de muros y suelo, el antiguo refectorio, la escalera de caracol e, incluso, vestigios de la Guerra Civil”.

El Servicio de Proyectos Urbanos, en colaboración con los Servicios Centrales Técnicos Municipales, redactará en tres meses el proyecto básico de adecuación del edificio para su nuevo uso, que se calcula que puede tener un coste para las arcas municipales de alrededor de millón y medio de euros.

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano ha añadido también que, a lo largo de este 2021, se procederá “a ampliar las aceras de la calle de San Vicente a la altura del Monasterio, a conectarlo con el carril-bici y a crear un espacio de entrada al recinto digno y seguro, porque ahora no lo es”. Gómez ha afirmado que “el proyecto de acondicionamiento de los accesos está muy avanzado y se realizará este año”.

El Ayuntamiento optará, además, a las subvenciones anuales que otorga la Generalitat para la conservación y protección de los bienes inmuebles del patrimonio cultural de la Comunitat Valenciana.

Recursos multimedia

Ver álbum completo en Flickr

Joan Ribó
Sandra Gómez
Sergi Campillo