09/12/2019 El Tiempo El Tiempo


Servicios de la web

Hall


Valencia Pl. de l'Ajuntament, 1
46002 València
Tel.: 96 3525478

ANIMALES PROTEGIDOS: MUSARAÑA

Musaraña Musaraña

Mamífero insectívoro, muy parecido a un ratón casero, aunque se diferencia por tener las patas más cortas y un largo hocico cónico. Construye sus nidos aprovechando cavidades naturales en los árboles, entre las rocas y muros de piedra o en la vegetación espesa. Aunque la musaraña común se incluye dentro del grupo de los mamíferos insectívoros, completa su dieta con arácnidos, lombrices, reptiles y pequeños mamíferos, sin rechazar la materia vegetal. La musaraña tiene unas necesidades metabólicas muy altas, se estima que la musaraña común precisa consumir diariamente alimentos equivalentes a un 50 % de su peso.

La musaraña común es una especie que se adapta a gran amplitud de hábitats, pudiendo localizarla desde el nivel del mar hasta los 2.000 metros de altitud en Sierra Nevada (Granada). En los Pirineos no se ha encontrado por encima de los 1.200 metros. Encuentra su óptimo en los bosques caducifolios y de ribera. En Valencia es fácil encontrarlas por la zona del Puerto y la Malvarrosa, siendo habitualmente confundidas por ratones comunes. Viven unos dos años de media.

Huella

Huellas: No suele dejarlas marcadas dado su poco peso. En los casos en que lo hace se puede diferenciar de las huellas de los roedores por presentar cinco dedos en las patas anteriores como en las posteriores, mientras que los roedores tienen 4 dedos en las patas anteriores y 5 en las posteriores. En la nieve poco espesa y limo deja marcada la cola de forma sinuosa.

Excrementos: Son muy difíciles de ver en la naturaleza, pudiendo confundirse con las de algunos insectos y orugas. Miden de 2 a 4 mm. de longitud y 1 a 2 mm. de grueso, con extremos puntiagudos por ambos lados. Podemos localizarlos debajo de piedras, troncos u hojas. Su color es muy variable y suelen ser apreciables los restos de quitina de los insectos consumidos.

La presencia de musarañas en un territorio no es fácil de detectar. La localización del cadáver de una musaraña o sus restos en egagrópilas de rapaces son casi sus únicos rastros.

La destrucción de hábitats y la lucha contra plagas forestales y agrícolas, empleando métodos no selectivos, han supuesto en muchos casos gran mortandad en la especie, bien por contacto directo o por el consumo de insectos o gusanos que han muerto envenados (intoxicación) o disminución de la capacidad de fecundación y/o esterilización.

Debe de tenerse presente que la musaraña es una especie beneficiosa para nuestros campos y bosques, por el papel de control biológico de insectos, gusanos, babosas, caracoles y arañas que representa. Es una especie protegida.

|


Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI